fbpx

¿Qué tipo de arrullo comprar durante el invierno? ¿Arrullo bebe invierno o manta?

Arrullo bebe invierno

 

Que es arrullo para bebe ?

En este artículo te hablamos sobre el arrullo, para qué sirve, cuáles son sus ventajas, diferencia entre la manta y el arrullo bebe invierno y en qué aspectos tienes que fijarte para comprar uno

Un arrullo es una mantita hecha con algodón, muy suave y agradable al tacto. Las mamás lo utilizamos para envolver al bebé. Así se siente como cuando estaba en el vientre, ya que al arrullarlo se siente protegido, siente paz, seguridad y les ayuda a conciliar el sueño.

¿Por qué siente eso? Pues porque el bebé, en el vientre de la madre, siempre tiene límites de espacio y nota contacto todo el rato. En cuanto sale del vientre de la madre y abre los brazos y las piernas nota que no hay límites, que hay espacio infinito y por ello se asusta.

Al poner a nuestro bebé en el arrullo le estamos transmitiendo sensación de calma, tranquilidad, bienestar. Por ello todas las madres decidimos poner un arrullo en su canastilla de hospital. Siempre es un buen regalo o detalle para una futura madre.

¡Los 4 mejores tipos de arrullos! Escoge el ideal para ti

En nuestra tienda disponemos de diferentes tipos de arrullos, que se adaptan perfectamente al clima, estación, situación y necesidades del bebé y la madre.

¿Por qué? Pues porque no siempre tenemos la necesidad de tener el mismo grosor, textura, color.

En invierno, con el frío, todos buscamos prendas que nos abriguen más. Al contrario que en verano, que buscamos esa sensación de frescor. Pues para nuestros bebés igual. Además, cabe decir que un arrullo puede utilizarse tanto dentro como fuera de casa y por ello las necesidades, materiales, texturas y colores también son diferentes.

¿Colores y estampados? Sí, los colores también son importantes, ya que todas las madres tenemos unos gustos diferentes y, ¿por qué no podemos llevar a nuestros pequeños bien arropados en mantitas súper bonitas y originales que transmitan nuestro amor hacía el pequeño?

Al igual que cada niño es único, existe un arrullo que se adapta perfectamente a él, por ello es muy importante escoger bien.

Arrullo verano

El arrullo de verano es muy fresco, ligero y suave. Se compone 100% de algodón. Para esos días en los que por la noche refresca y las madres nos preocupamos por que no se vaya a resfriar y les arrullamos con todo nuestro amor y cariño con ese arrullo veraniego, fresquito, que le aporta esa sensación tan agradable.

Los arrullos de verano no solo sirven en verano, sino que nos sirven en distintas estaciones del año.

Tanto para la primavera, cuando empieza a apretar el calorcillo, pero por las noches refresca, como para el verano. Para esos largos días de playa o piscina donde cualquier bebé se puede quedar dormido en la sombra, a los brazos de mamá. Pero también nos sirven para la época “veroño”, en otoño cuando aún hace calor, pero en algún momento refresca. Así que como veis son muy útiles durante buena parte del año.

arrullo bebe invierno

El arrullo bebe invierno, como bien dice el nombre, son para la época más fresca del año. Están hechos de microfibra y tienen un tacto agradable y suave. Además son de doble cara, por lo que podemos utilizarlos sin tener que pensar que lado es el que debe ponerse tocando la delicada piel del bebé.

Al llevar puntitos, nos ayuda a cogerlos mejor, en cualquier momento y situación. Ya sea dando el pecho o biberón al pequeño, cuando lo arrullamos entre nuestros brazos y le miramos tiernamente a los ojos.

El arrullo bebe invierno que tenemos en nuestra tienda es sumamente especiales, ya que pueden lavarse las veces que haga falta que siempre estarán perfectos. Esto es muy importante, ya que los bebés suelen ensuciarlos mucho, ya sea por estar durmiendo o por estar comiendo. 

Muselinas

Entramos dentro de un tipo diferente de arrullo, llamado muselina. ¡Seguro que lo habéis oído mil veces!

Las muselinas son telas de gasa, similares al arrullo, pero más frescas. Nos sirven para cualquier época del año según la circunstancia, se pueden usar en verano para pasear a los pequeños y taparlos cuando son recién nacidos y hace algo de fresco o airecillo. Pero también nos sirven en invierno, en casa, cuando duermen y está la calefacción encendida pero siempre va bien una ligera muselina por encima.

Las muselinas, a diferencia de los arrullos, las podemos utilizar a cualquier edad del niño, como mantita ligera en casa, en el coche, al salir a pasear y llevarlo en el cochecito, para un día de campo…

Gracias a su tejido de gasa, son telas transpirables, hecho que ayuda a que a los recién nacidos no les salgan granitos por la no transpiración, ya que tienen una piel muy sensible.

Las hay de diferentes tamaños, colores y estampados. Los tamaños son importantes ya que las podemos usar, como hemos comentado, para tapar al bebé, arrullarlo al dormir o al comer. Pero también las podemos usar para ponerlas a nuestro hombro cuando acaban de comer, ya que muchas veces echan un poco y así no nos manchamos.

Os aseguro que es muy útil, yo misma he tenido muchas y de tamaños bien diversos. Para mí es un imprescindible en la canastilla del hospital.

Siempre son un buen regalo si tenéis algún conocido cercano con bebés o que vayan a ser futuros padres.

Manta arrullo

La manta arrullo es muy parecida al arrullo bebe invierno, se distinguen del arrullo por su composición, ya que como hemos comentado anteriormente, el arrullo está compuesto por microfibra. En cambio, la manta arrullo está compuesta de microfibra por un lado y de algodón 100% por el otro. Al llevar algodón son muy agradables al tacto y suaves, por ello, el bebé sentirá una gran sensación de confort en épocas frescas como el otoño o invierno.

Tenemos disponibilidad de varios colores y estampados, por lo que pueden ser un buen regalo para cualquier futura mamá o incluso un imprescindible para tu canastilla de hospital si tu bebé va a nacer en invierno. Lo recomiendo mucho, ya que los recién nacidos se van a sentir súper arropados, tranquilos y les transmitirá esa seguridad que tanto necesitan.

¿Utilizarás el arrullo?

Como madre te aseguro que es un imprescindible para mí. ¡Yo los he utilizado muchísimo!

La verdad es que los he usado en cualquier tipo de situación, estación y edades

  • En invierno he utilizado las mantas y el arrullo bebe invierno, para salir de paseo, en el cochecito, para que mis bebés estén bien abrigados y confortables, así como para cogerlos en brazos mientras paseamos, ya que muchas veces no quieren estar todo el rato en el cochecito; por ello es imprescindible llevarlos siempre en la mochila del cochecito para dar un paseo.
  • En la época de otoño también los he utilizado para llevarlos mientras damos un paseo o salimos a hacer un picnic o alguna actividad al aire libre.

En esta época podemos utilizar tanto los arrullos de invierno como los arrullos de verano, ya que el tiempo es cambiante, hay días más frescos y días más cálidos. Son muy necesarios para abrigarlos si hace fresco o bien nos sirven también como mantita para poner en el suelo si vamos al campo o a la playa, en esos días de otoño que todavía hace bueno.

  • Otro uso que les he dado a los arrullos es para colocarlos en mi hombro después de que mis bebés comieran, cuando los cogía en brazos y a veces manchaban un poco y así evitaba cualquier mancha y en cualquier lugar.
  • Además, los arrullos nos sirven para arrullar a nuestro bebé, es decir, para envolverlo y cogerlo en brazos o dejarlo dormido en su cuna, sofá, cama, etc. Los mil sitios donde se pueden dormir, ya que como todos sabemos nunca se sabe donde se pueden quedar dormidos, y con el arrullo se quedan tan tranquilos y relajados que les ayuda a conciliar ese sueño tan reparador.
  • Otra situación en la que nos podemos encontrar es en verano. Para ello tenemos, como hemos comentado, los arrullos de verano, que nos ayudar a proteger a nuestro pequeño del sol. Aunque es importante saber que no debemos tapar totalmente el cochecito, ya que crearíamos efecto invernadero.
  • ¿Y qué me decís de esas siestas reparadoras a cualquier hora? Como todos sabemos, los bebés duermen mucho, en cualquier momento y en cualquier lugar. Por ello, llevando siempre un arrullo de invierno o de verano según la época o el calor de la casa, podemos tapar ligeramente a nuestro bebé, mientras recarga pilas para la siguiente ronda de estímulos, aprendizaje y juegos.
  • Finalmente, un uso muy importante, es en el hospital, nada más nacer, cuando tenemos a nuestro pequeño, por primera vez tocando nuestra piel, mientras hacemos el piel con piel, ya sea con la madre o padre, según la situación, es lo primero que necesitaremos para taparlos del frío exterior, aunque no lo creamos, para ellos es un cambio muy brusco venir a este mundo exterior, con condiciones totalmente diferentes a las que han tenido durante nueve meses en el vientre de la madre, y por ello, es muy importante esa sensación de suavidad y calor, que les va a reconfortar y tranquilizar.

descubre nuestra colección de arrullo bebe invierno

Por último, os recomiendo, como ya os he dicho varias veces, que los tengáis muy presentes como parte de la bolsa del hospital o como regalo para una futura mamá, son muy útiles y ocupan muy poco espacio, por lo que siempre se pueden llevar encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
En que te puedo ayudar?
Hola, como te puedo ayudar ?